Una noche, Dana, estudiante de primero de preparatoria en un colegio con un currículo más “científico” que “artístico”, hacía su tarea de Inglés. Resolvía un cuestionario sobre la lectura de una novela, en el cual se le solicitaba que pusiera por escrito la personalidad específica…