Pinocho tenía nariz de mentiroso, y era un mentiroso; Cyrano de Bergerac tenía nariz de poeta, y era un poeta; Gogol tenía nariz de cuento, y era un cuento; Charles Darwin tenía nariz de cura, pero… era todo lo contrario: un naturalista que revolucionó las…