A veces sentimos que los días pasan como si fueran las hojas vacías de un libro: sin contenido o sustancia salvo la cotidianidad de dormir, comer, lavarse los dientes, trabajar, bañarse, dormir… No obstante, en cada día, nos demos o no cuenta de ello, lo percibamos o no,…