TE’ TU’UX KU KAJTAL LE WÁAYO’OBO’ en maya significa “Donde viven los monstruos”, y es el título de un clásico de la literatura infantil publicado en 1963 por el escritor estadounidense Maurice Sendak. El libro comienza así:

“La noche que Max se puso su traje de lobo y se dedicó a hacer travesuras de una clase y de otra, su madre lo llamó «¡MONSTRUO!» y Max le contestó «¡TE VOY A COMER!» y lo mandaron a la cama sin cenar. Esa misma noche nació un bosque en la habitación de Max…”

¿Cuántos niños no han vivido la fantasía de sentir que asustan a los demás, que son temidos y que tienen cierto poder? Este es el caso de Max, protagonista de la historia y desde hoy, los niños mayas podrán disfrutar de este precioso libro álbum en su lengua natal.

Pese a la controversia que se generó al ser publicado, debido a que se decía que lejos de educar a los niños para ser respetuosos, se les incitaba a la indisciplina premiándolos con el reconocimiento por su mala conducta, con el paso del tiempo se convirtió en un clásico que ha ganado cada vez más lectores e incluso la historia se llevó a la pantalla grande en 2009.

Los padres de familia de aquella época consideraron el libro como una lectura que podía asustar a sus hijos, pero Sendak defendió su obra diciendo: “Los adultos son personas que tienden a sentimentalizar la infancia, a ser sobreprotectores y a pensar que los libros para niños han de amoldar y conformar la mente a los modelos aceptados de comportamiento, logrando niños sanos, virtuosos, sabios y felices.”

Sin embargo, Donde viven los monstruos, retrata los temores y deseos de la infancia en cada monstruo: pataletas, miedo al abandono, expresividad, liderazgo.1

Hilario Chi Canul, profesor-investigador de lengua maya en la Universidad de Quintana Roo, fue el encargado de la traducción al maya. En sus propias palabras Hilario comenta la importancia de esta traducción:

“La lengua maya sufre un proceso de silenciamiento intergeneracional en las familias que hay que revertir con acciones de empoderamiento, tanto en los hogares -donde se cultiva y se da vida a la lengua- como en los espacios públicos, donde debe hacerse visible, sobre todo entre los más pequeños” Hilario Chi Canul.

A finales de agosto, llegará a librerías de la península de Yucatán y de la Ciudad de México.

Para consultar más detalles sobre esta importante noticia consulte la página de la editorial Kalandra