Cada vez son más las investigaciones que revelan la importancia del desarrollo de las habilidades socioemocionales para lograr un balance en nuestras vidas. Como docentes es vital que conozcamos los resultados de este tipo de estudios ya que nuestro papel en el desarrollo humano integral de nuestros alumnos es fundamental.

Y en relación a este tema un artículo publicado en el blog Education today nos habla sobre el libro Skills for social progress, The power of social and emotional skills, publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)

Son varias las conclusiones a las que se llegan en este libro y que vale la pena reflexionar, por un lado se afirma que algunas habilidades socioemocionales son flexibles y se pueden desarrollar a través del tiempo, lo cual es de suma importancia saberlo ya que nos permite generar acciones que incidan en la construcción de ambientes de aprendizaje ricos que faciliten a los niños y jóvenes potenciar su desarrollo social.

 Por otro lado, una gran noticia es que actualmente ya existen mecanismos que nos permiten medir de manera cuantitativa el desarrollo de estas habilidades, algo que hasta entonces sólo se veía de manera cualitativa. Al respecto, la OCDE desarrollará un marco comparativo internacional a fin de comprender mejor las necesidades actuales y futuras de los jóvenes en relación al desarrollo de sus habilidades socioemocionales.

 Y aunque la alfabetización o la resolución de problemas son capacidades cognitivas básicas, en este libro se afirma que las personas con fuertes habilidades socioemocionales tienen mayor facilidad para prosperar y enfrentar los retos de este mundo cambiante.

Es así como la invitación queda abierta para que juntos, sociedad civil y gobierno realicemos las acciones necesarias y procuremos que todas las personas cuenten con la oportunidad de desarrollarse no sólo a nivel cognitivo, sino también socioafectivamente, garantizando ciudadanos felices, saludables y comprometidos consigo mismos y su entorno.